El espacio como auténtico lujo. Before & After del salón del ático

Primero, surgió el nombre del estudio, “El ático de Daniela” y como si se tratara de un faro o de una hoja de ruta, nos pusimos a buscar un ático por Barcelona. Esto no era solo un cambio profesional, también era un cambio vital, por lo que nuestra vida tenía que convivir con el estudio y ser dos compañeros de viaje bien avenidos, así que tenía que ser un ático, pero con suficientes espacios propios y comunes para respetar la personalidad de cada uno. No era fácil, a cualquier otra cosa que visitábamos, inconscientemente, le poníamos un montón de “peros”… Hasta que lo encontramos, y ya en ese momento, supimos que nos estaba esperando, nos conquistó aún a pesar de su estado.

Sin título Sigue leyendo