Mujeres que me inspiraron

Seguramente, la influencia de mi madre y su gusto por las películas de Doris Day, hizo que uno de sus filmes más conocidos junto a Rod Hudson, se convirtiera en mi favorito, “Confidencias a media noche”, o en su versión original “Pillow talk“.

Doris 3

Yo quería ser como ella, una decoradora que vivía en un apartamento de revista, que llevaba unos looks divinos (aún recuerdo aquel maravilloso sombrero animal print con abrigo rojo y un vestido color champagne…).

Diapositiva1

Ella iba y venía de Pierrots Interiors con su carpeta DINA 3 llena de bocetos de casas a las que tocaba con su varita mágica del buen gusto (o eso me gustaba pensar a mí), una mujer independiente, que trabajaba en algo que le apasionaba y además, disfrutaba de la vida…

38438e1e7524b5eb91e27739714cfdfd

Años más tarde, apareció en mi vida nuestra querida Carrie Bradshaw, las mujeres de mi generación (las de 20, porque ya lo tenemos todas interiorizado, los 40, son los nuevos 20!) no hubiéramos podido ser las mismas sin Sex & The City. Con Carrie aprendimos que las faldas de Tul se podían mezclar con camisas tejanas, que los tacones se usan hasta para pasear al perro, (si, y solo si, son Manolos) y que se puede salir en pijama a la calle y estar glamurosísima, si una amiga te llama en plena Noche Buena y te necesita porque está de bajón.

Pero lo que más me gustaba de ella, sin duda, a parte de la maravillosa relación con sus amigas, claro, era de nuevo su libertad profesional (lo sé, aveces poco creíble, una columna en el New York Star le daba para comprar “Manolos” semanalmente?), sin embargo, yo de nuevo quería pensar que así era, que escribía su columna desde ese apartamento de la calle Perry, en pleno West Village y después salía con alguno de los outfits de su envidiado vestidor, a disfrutar de la vida…

Diapositiva2

Joan Harrys, la pelirroja de MAD MEN, puede que sea la mujer inspiradora que más tardé en descubrir, sus increíbles curvas me despistaban, parecía que le abrían todas las puertas, y sin embargo eran su peor enemigo.

Diapositiva1

Ella si reflejaba el precio de la independencia, desde su aparente frivolidad, vivía dedicada a su trabajo, sin tiempo, ni para ella, ni para su hijo, delegando en su madre… siendo una superviviente (está claro que hemos mejorado poco desde los años 50).

Esto no era una amable comedia de nuestra querida Doris, o un capitulo de la superficial Carrie,  esto era lo que nos pasa a la mayoría de las mujeres que teníamos el sueño de ser independientes y acabamos atrapadas en una gran tela de araña.

Pero Joan se reinventa, tras un momento profesional que parecía terrible en su vida, aparece una oportunidad, encuentra una solución, un talento que le permite decidir cuando trabajar y cuando disfrutar de la vida.

Y ésta, si que fue una gran inspiración…reinventarse cuando uno mismo lo decide, cuando tu intuición te dice que ha llegado el momento.

Nadie dijo que fuera fácil, pero seguro que merece la pena intentarlo…

*Las imágenes que no se mencionan como propiedad de la autora están extraídas de redes sociales 

3 thoughts on “Mujeres que me inspiraron

  1. En el mundo estamos las que quisimos ser como Carrie Bradshaw, y las demás… Me alegra encontrarme con gente a la que también inspire su estilo, su audacia y su apartamento en la calle Perry… Hoy, Carrie sería ‘home stager’, seguro!! Seguiré tu blog.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s